Ocaso del gobierno militar

Esta es la historia de lo que fue el fin del gobierno militar y el paso a la democracia. Con un enfoque principal en lo que fue el plebiscito

viernes, diciembre 09, 2005

A 17 años del plebiscito


Luego de la entrega del mando del general Pinochet a Patricio Aylwin, el 11 de Marzo de 1990, el país vivió un cambio de régimen de uno autoritario a una democrático, pero este cambio no iba a ser sencillo ya que pese a haber ganado la alternativa del No, el país se mantenía dividido en dos. Pero pese a esto el retorno a la democracia se dio relativamente en calma.

Luego del período presidencial de Patricio Aylwin el que duró solamente 4 años, por ser un gobierno de transición, vino el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle.
Eduardo Frei Ruiz-Tagle, democrata cristiano, fue elegido presidente en diciembre de 1993 y asume el cargo el 11 de Marzo de 1994. Su gobierno fue el primero desde la vuelta a la democracia en durar 6 años.
Una vez finalizado el turno de Eduardo Frei, le tocó gobernar el país a Ricargo Lagos Escobar, socialista, mandato que finalizará el 11 de Marzo del 2006.
Estos 17 años se han caracterizado por una estabilidad política la que a sido construida sobre la base de una alianza de centro-izquierda, la Concertación. Pero pese a esto existe una continuidad del régimen de Pinochet en lo que respecta al sistema económico y al sistema binominal. Otras características que se han destacado durante este período han sido la sujeción de las FF.AA. al poder civil y la persistencia de los problemas de los Derechos Humanos, problema heredado del régimen militar.
A pesar que han pasado más de 17 años del día en que Chile dijo No a Pinochet, este día y toda la campaña política relacionada siguen presentes en la sociedad. Siendo principalmente recordado el plebiscito con motivo de las elecciones y sus campañas.

De 1988 a 1989, un año decisivo

Una vez finalizado el plebiscito y las celebraciones llevadas a cabo por los partidarios del No, se dio un proceso de cambios que tenían como objetivo lograr llegar a la democracia de la manera más pacífica posible.
Es por esto que desde octubre de 1988 tanto el gobierno como la oposición llegaron a un serie de acuerdos, entre los que incluían cambios a la constitución, para lograr así que la transición tuviera exito.
Para lograr esto el gobierno encarga al ministro del Interior, Carlos Cáceres, que lleve a cabo la serie de reformas constitucionales necesarias para asegurar una transición pausada y pacífica. Entre las reformas que logra la oposición se destacan la de aumentar el número de civiles en el Consejo de Seguridad Nacional y que el número de senadores elegidos aumentara; logran también que la constitución se desrigidise, facilitando así los mecanismos necesarios para hacer reformas constitucionales. Pero al igual que la oposición, el gobierno lográ cambios que lo benefician entre los que se encuentran disminuir el primer período presidencial de los 8 años que estaba estipulado a 4.
Pese a las reformas llevadas a cabo durante 1988 y 1989, las que fueron aprobadas en un plebiscito el 30 de julio de 1989, quedaron enclaves autoritarios y las FF.AA. mantuvieron un estatuto privilegiado, al igual que Pinochet que mantuvo gran poder durante 8 años más, al quedar como Comandante en Jefe del Ejército.
Las elecciones presidenciales de diciembre de 1989
Para las elecciones presidenciales de 1989 al sector del gobierno le costó tomar la decisión de a quien designar como candidato presidencial, ya que muchos querían nombrar a Pinochet como candidato, pese a lo arriesgado que era esa opción ya que para poder ser candidato debía renunciar a ser Comandante en jefe del Ejército, a lo que Pinochet no estaba dispuesto a renunciar. Por lo que finalmente se establece como candidato a Hernán Büchi, quien había sido ministro de Hacienda del régimen.
La oposición establece como candidato presidencial al Demócrata Cristiano, Patricio Aylwin, quien había sido el generalisimo del comando del No.
Hay un tercer candidato, quien le resta puntos a Hernán Büchi, Francisco Javier Errázuruz.
Finalmente el que será el primer presidente electo después de muchos años fue Patricio Aylwin, quien triunfa con un 55% de los votos, contra un 29% obtenido por Hernán Büchi y sólo un 15% de Francisco Javier Errázuriz.

jueves, diciembre 08, 2005

Resultados y reacción

El recuento de votos fue un aspecto de vital importancia en el proceso electoral de octubre de 1988, ya que casi la mitad de la población no creía en la verasidad de los resultados que entregaría el gobierno, pese a la creación del Tribunal Constitucional que tenía como objetivo resguardar la transparencia de la elección.
Es por esa desconfianza que el comando del No, que estaba ubicado el la Alameda con José Victorino Lastarria, instaló un centro de recuento de votos paralelo al establecido por el gobierno en el edificio Diego Portales.
El encargado de ir dando los distintos informes del recuento de votos era el subsecretario del interior, Alberto Cardemil. A pesar de que habían horas estimuladas para ir otorgando los resultados, estas no se cumplen lo que provocan preocupación y temor en el comando del No, de que el gobierno no reconosca los resultados.
A las 19:33 se da el primer cómputo parcial, con 79 mesas, del plebiscito el que da por ganador al Sí por 17 puntos de diferencia, lo que contradice los informes que tiene la Concertación. Pero con el pasar de las horas va quedando de manifiesto que el verdadero ganador es el No y no el Sí como dice el gobierno.
Finalmente a los partidarios del Sí no les queda otra opción que la de reconocer el triunfo del No, lo que queda de manifiesto cuando Sergio Onofre Jarpa felicita a Patricio Aylwin en el programa "De cara al país". Esto es corroborado por el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas Fernando Matthei, quien al llegar a la reunión convocada por Pinochet reconoce el triunfo del No: "Tengo bastante claro que ganó el No, pero estamos tranquilos". Luego de estas declaraciones el gobierno reconoce el triunfo del no, pasado las 2 de la mañana del 6 de octubre, lo que significa que habrán elecciones presidenciales libres en 1989.
Se puede decir que la derrota del Sí se debe a muchas razones entre las que se encuentran: la erosión producida luego de más de 15 años de un gobierno fuerte y de una persona; el recuerdo a un existente en la gente de la crisis económica vivida en 1982 y a que la franja de la oposición fue de mayor calidad.
Una vez asegurado el triunfo del No comienzas los festejos, los que se prolongan durante todo el día, para finalizar con un festejo masivo el viernes a las 7 de la tarde en el Parque O`Higgins.

5 de Octubre de 1988


El Miércoles 5 de Octubre de 1988 era el día en que los chilenos debían tomar una gran decisión, la de perpetuar el régimen existente o la de optar por un cambio.

Fue por esto que la actividad de ese miércoles partió muy temprano, desde las 6 de la mañana, hora en la cual los conscriptos debían ubicarse en los distintos lugares de votación con el fin de resguardar el orden en el plebiscito.

Ambas campañas lograrón movilizar a una gran cantidad de gente, que desde las primeras horas concurrió a los colegios electorales a manifestar su opinión. La población que voto en el plebiscito fue de más de siete millones de personas, incluyendo una gran participación de la juventud, lo que no se a vuelto a superar en las elecciones posteriores.

Era una votación en la que cualquier cosa podía ocurrir, ya que las encuestas daban resultados contradictorios entre sí. Junto a esta espectación por parte de la gente que no sabe que es lo que puede ocurrir, hay un temor por parte de los partidarios del No de que el gobierno no reconosca los resultados.

A medida que pasan las horas y no hay ninguna información por parte del gobierno de que opción es la ganadora la insertidumbre y espectación crecen. Pero pese a eso el gobierno no da resultados, salvo unos parciales que dicen que ellos son los ganadores, es así como termina el día sin saber realmente que es lo ocurrido en las urnas.

Ver artículo de Alejandra Alfaro, El día en que Chile dijo No

lunes, noviembre 28, 2005

El No

El No era en el plebiscito la alternativa que apostaba por el cambio y por la renovación del sistema político vigente desde 1973, en donde todo el poder estaba en manos de una sola persona, la que gobernaba con poderes dicatatoriales.

La alternativa del No estaba representada por una parte de la oposición al régimen, la que quería derrotar a Augusto Pinochet de manera legal. Las agrupaciones que conformaban esta oposición conformaron la Concertación de Partidos por el No.

Esta alternativa al igual que la opción por el Sí tuvo la posibilidad de hacer campaña política, la que diferencia de la campaña realizada por el Sí, estaba realizada por publicistas y cineastas, entre los que se encontraban Ignacio Agüero y Eduardo Tironi. Los que tuvieron un gran acierto al no pelear frontalmente con Pinochet, sino que darle un mensaje de esperanza a la gente, lo que se ve reflejado en las palabras dichas por uno de sus realizadores: "Nosotros no podemos pelear frontalmente con Pinochet. Tenemos que darle cauce a la esperanza de los chilenos y asegurarles que su voto les va a permitir ganar y salir del túnel"

Como objetivo tenía el de quitarle el miedo a la gente, lo que logró a través de hacer una propuesta de cambio utilizando el slogan "La alegría ya viene".
Utilizando mejor los recursos que tenían a su alcance la campaña del No logró convocar a una gran masa de gente, la que a través de colores, banderas chilenas y el arco iris demostraban su adhesión a la causa en cada uno de los lugares por el cual pasó la "Marcha de la Alegría", la que recorrió todo el país terminando en Santiago el 1 de octubre, día en que legalmente terminaban las campañas políticas para las dos posiciones.

El Sí

El Sí era la opción que postulaba al general Augusto Pinochet como candidato a la presidencia por 8 años, en los cuales gobernaría dentro de la ley, en una democracia.

La campaña del Sí fue realizada en un primer momento por miembros de las Fuerzas Armadas. Pero ante los malos resultados obtenidos y las fuertes críticas obtenidas, las que venían incluso de los propios miembros del gobierno, este pide ayuda a los civiles, entre los que se destacan por su fuerte colaboración, Joaquín Lavín y Jovino Novoa, ambos miembros de la Unión Demócrata Independiente.

La propuesta utilizada por el Sí fue inferior a la del No. Estaba basada en comparar el presente donde había orden con un pasado desordenado y caótico, junto con realzar la labor realizada por Augusto Pinochet.

Lo que buscaban como campaña era revivir el ambiente previo al golpe de 1973. Como campaña se asemejó mucho a lo que se podría catalogar como una campaña del terror.
Durante los meses que duró la campaña, la propuesta del Sí tuvo gran apoyo, el que se destacó principalmente por la cantidad de gente que concurrió a las distintas conglomeraciones realizadas.

jueves, noviembre 24, 2005

Las campañas

En este plebiscito, a diferencia con lo ocurrido durante el plebiscito de 1980 y de la Consulta realizada en 1978, hubo campaña política para ambas posiciones. Las que estuvieron marcadas por una gran participación ciudadana y por la utilización de todos los medios posibles para acaparar la atención.
Las dos opciones tuvieron un desempeño desigual en la campaña, destacándose por su efectividad la campaña del No.
Para la difusión de las ideas de cada posición se utilizaron todos los medios posibles, destacándose la importancia que tuvo la televisión, que desde el 5 de Septiembre y hasta el 1 de Octubre emitió la franja política, la que fue vista por el 90.6% de la población, franja que tenía una duración de 30 minutos diarios, los que eran repartidos de manera equitativa para ambas opciones.
Otro medio que fue utilizado por ambas opciones fue el de las grandes concentraciones.

domingo, noviembre 20, 2005

La gestación del Plebiscito


El 5 de octubre de 1988, se realizó un plebiscito de gran importancia para el desarrollo del país, ya que a través de él se definía la situación política del país. El que desde septiembre de 1973 estaba gobernado por un régimen militar a mando del general Augusto Pinochet.
En los años que transcurren previos al plebiscito el país sufre una profunda crisis económica, la que lleva inevitablemente a una crisis social y política. Esta hace que surga una inmensa movilización social, con una serie de protestas y acciones armadas, las que unidas a la fuerte presión internacional, que en su mayoría nunca aprobó el régimen y menos su manera de llegar al poder, van socabando el poder, lo que hace impostergable la llamada al plebiscito.
El origen de este referendum se remontan a la Constitución de 1980, la que establecía un programa de transición a la democracia. Esta establecía, que una vez aprobada la constitución el general Pinochet gobernaría como presidente durante 8 años, luego de estos años se convocaría a un plebiscito para aprobar o no la continuidad del régimen. De ganar el sí el candidato de régimen gobernaría durante 8 años más, pero de perder el general continuaría gobernando durante un año, plazo en el cual se debería preparar las elecciones para elegir a un parlamento y a un nuevo presidente.

Formación de la Concertación de Partidos por el No

Producto de la crisis económica, que afectó al país entre los años 1981 y 1984, surgen de manera espontánea una serie de paros y protestas que hacen que renasca la oposición al régimen.

Como producto de la crisis económica, de los paros y protestas que surgen, Sergio Onofre Jarpa es nombrado ministro del interior, quien inicia una política de apertura permitiendo cierta libertad de prensa y que vuelvan algunos exiliados.
Esta apertura permite que los partidos de oposición vuelvan a surgir y que busquen acuerdos para tratar así de derrotar a Pinochet de manera legal, en el plebiscito que estaba establecido por la Constitución de 1980. Es así como surge la Alianza Democrática formada por la Democracia Cristiana y el Partido Socialista.
Ante la cercanía de la fecha límite impuesta por la Constitución para la convocación del plebiscito, el presidente de la DC, Gabriel Valdés, decide iniciar contactos para organizar una coalición con miras a ganar el plebiscito y las posteriores elecciones. Es así como el 2 de febrero de 1988 se forma la Concertación de Partidos por el No.
Situación dentro de los partidos que apoyan al régimen
A mediados de los 80` dentro de los partidos que apoyan al gobierno se comienzan a desarrollar una serie de conflictos que terminaran con el surgimiento de dos partidos totalmente distintos, estos son la Unión Demócrata Independiente y la Renovación Nacional. La división entre estos dos grupos se da principalmente por el nivel de apoyo existente hacia Pinochet.

Esta división entre los partidarios del régimen hacen que para el plebiscito, exista un conjuntos de partidos pro-régimen que se encuentra desgastado y con escasa capacidad de ponerse de acuerdo. Posición que se enfrentará con desvetaja por su situación de división interna a una oposición del régimen cohesionada y organizada con un objetivo principal de derrotar al régimen.


Con el objetivo de hacer un plebiscito que no provoque dudas de su legitimidad es que en 1987 se reabren los registros electorales, los que luego del golpe habían sido cerrados.


En agosto de 1988, los comandantes de las cuatro ramas de las Fuerzas Armadas, designan a Augusto Pinochet como candidato a presidente para el plebiscito de octubre. Con este anunció el régimen deja en claro que apuesta por una continuidad en el gobierno, pese al interés de muchos sectores del mismo régimen por nombrar como candidato a un civil.

Bibliografía

-"Una Interpretación Política de la Experiencia Autoritaria (1973 - 1990)". Cristián Gazmuri

-"El régimen de Pinochet" Carlos Hunneus

RelojesWeb.com